Criaturas Mitológicas Egipcias

La mitología egipcia está repleta de muchas leyendas, misterios y bastante fascinación, pues cuentan con miles de años de historia en la que se representaron dioses, deidades, seres y criaturas mitológicas realmente sorprendentes, siendo admiradas hasta la fecha.

Pero principalmente, las criaturas mitológicas egipcias eran particulares, pues si bien podrían tener poderes y habilidades sobrenaturales para controlar ciertas cosas o posicionarse por encima de los humanos, la consideración de ser llamados dioses o no podía variar.

Índice

10 Criaturas Mitológicas Egipcias más FascinantesCriaturas Mitológicas Egipcias

Entre todas las criaturas que existen, podemos detallar una combinación entre aquellas bestias o demonios con fuerzas y potencialidades extremas, así como también entre los dioses que parecían y se asimilaban a muchos animales de la naturaleza.

Los egipcios tenían dioses para todo y en el caso de sus criaturas, podían ser seres totalmente híbridos entre humanos-animales, dioses-animales, así que te contamos un poco sobre las más fascinantes de todas. A continuación, nuestro TOP 10 de las criaturas mitológicas egipcias.

1. Esfinge

Quizás la criatura egipcia más conocida hasta la fecha, pues hay grandes estatuas en Egipto que están representando a la Esfinge. En particular, existen varios tipos de ellas, las cuales varían por su voracidad, pero también por ciertas características físicas que las distinguen entre sí.

La esfinge más popular es la que tiene busto y cara de mujer, con un cuerpo parecido al de un perro y cola y patas de león. Pero también están la Androesfinge con un rugido y garras letales; la Crioesfinge, con cabeza de carnero y cuerpo de león y la Hieracoesfinge con alas y cabeza de halcón.

Además, las esfinges tienen una tarea particular: cuidar los lugares sagrados como templos y cámaras escondidas, resguardando los tesoros y secretos que se ocultan dentro. Para poder acceder a ellos, había que resolver un acertijo a la poderosa criatura, sino sería devorado salvajemente.

2. Salamandra

Las Salamandras son criaturas poco conocidas de la mitología egipcia, pues ha sido objeto de debates durante mucho tiempo por varias culturas. Se le conocía como una bestia enorme, parecida a un lagarto y con un aliento tan poderoso que podía apagar el fuego.

Se dice que todo lo que entraba en contacto con la Salamandra moría al instante. Si un humano tocaba su babosa, la cual dejaba como rastro en el camino, la piel cambiaría de color hasta convertirse en una gran mancha de vitíligo.

Lee también:  Mitología Egipcia - Dioses Y Mitos.

Entretanto, la Salamandra habitaba en lugares húmedos y aparecía solamente durante temporadas lluviosas. Cuando llegaban las sequías, desaparecía completamente y nadie la volvía a ver de nuevo. Su cuerpo tenía varias manchas que se creían eran las estrellas del cielo.

3. Ammyt

Ammyt era considerada una especia de bestia demoniaca que habitaba en el inframundo junto a Anubis, teniendo la tarea de devorarse el corazón de todos los que llegaban hasta el hades después de la muerte, pero solo si este estaba lleno de inmundicia.

Se cree que Anubis pesaba los corazones de las almas que llegaban hacia el infierno con una pluma ligera. Aquellos que se mantuvieran con la fuerza de la pluma, por la ligereza de sus acciones, ganaban la vida eterna y conservaban su espíritu. Los pesados de los devoraba Ammyt como castigo.

Las descripciones mitológicas y legendarias de Ammyt son las de una criatura bestial, con cabeza de cocodrilo y dientes afilados para desgarra los corazones malvados. Su cuerpo estaba combinado con el de un hipopótamo y el de un tigre y era realmente voraz.

4. Bennu

El misterio está rodeando la historia de Bennu durante toda su leyenda, ya que se tienen varias teorías de su nacimiento. La más conocida establece que la criatura nació después de que se incendió un árbol de fuerza sagrada dentro del templo RA, pues surgió desde allí.

Pero Bennu tiene una combinación entre la relación y lo que simbolizaba para la mitología egipcia del momento. Por un lado, estaba representaba como el nacimiento y los cambios, sobre todo cuando había avances importantes en la naturaleza dentro de Egipto.

Por otra parte, Benny también se vinculaba con la muerte, ya que el fuego de su nacimiento había marcado la muerte de quienes partían del plano terrenal. A su vez, era la gran responsable cuando el río Nilo comenzaba a crecer, la fuerza del sol y el tiempo.

5. Momia

Para los egipcios, la muerte era la puerta que abría la nueva vida del ser que partía. Pero era importante mantener el cuerpo bien conservado para que pudiera pasar hacia el inframundo en buenas condiciones, por lo que se les envolvía y se embalsamaban.

Lee también:  Simbología Egipcia: Una Tendencia Turística E Interesante

El nombre mummiya (Momia) era como se les llamaban a los componentes químicos con las que se preparaban los cuerpos para conservarlos. Se creía que el alma pasaba por un estado de pruebas y castigos por malos comportamientos y una limpieza muy fuerte.

Pero si no lograba pasar la prueba, el cuerpo quedaba en la tierra y se convertía en guardianes de templos sagrados. Cuando un forajido intentaba robar los tesoros, la momia se levantaba y los atacaba salvajemente hasta llevarlos a la muerte, en donde nadie podía embalsamarlos.

6. Apofis

La maldad era la representación principal de Apofis, una criatura despiadada que confabulaba eternamente con el nacimiento de un nuevo día, tratando de evitar que la luz llegara a la tierra con sus tretas y trampas mortales en el mar.

Se dice que RA, el dios que se encargaba de llevar el amanecer todos los días sobre una nave en el mar, peleaba siempre contra Apofis, pues ésta siempre intentaba derribarlo con coletazos, golpes al cuerpo de la balsa y hasta mordiéndola.

Era una combinación entre un dragón y una serpiente con grandes y filosos dientes, incluyendo un cuerpo lleno de escamas brillantes con las que podía soltar esporas. Apofis solo aparecía por las madrugadas, cuando RA salía para darle inicio a un nuevo amanecer resplandeciente.

7. Serpopardo

El Serpopardo era una criatura híbrida considerada como la guardiana de la realeza dentro de los grandes palacios egipcios. Su tarea principal era mantener resguardadas las entradas de los palacios y servir como las mascotas de los faraones y las dinastías.

Según las representaciones de paletas encontradas en Egipto, el Serpopardo era una bestia con cuerpo de leopardo y cuello largo que se asemejaba al de una serpiente, aunque tenía la cabeza del animal original. Pero también se relacionaba con un león y una gran serpiente.

Los Serpopardo se adoraban cuando había temporadas de nacimiento de la tierra, ya que se creía eran responsables de que las vegetaciones tuvieran frutos y fueran productivas para los egipcios. Además, contaban con cuernos voraces para defenderse de los adversarios.

8. Teka-her

Teka-her es muchas veces confundido con Apofis, ya que ambos son serpientes que se enfrentan a RA. Sin embargo, Teka-her tiene dos tareas principales: custodiar la puerta de la cuarta hora de la noche y destruir las almas malignas que vayan en la balsa del dios del sol.

Lee también:  Mitología Egipcia - Dioses Y Mitos.

Entretanto, Teka-her significa “ese con el rostro iluminado” pues se cree que su cara podía extender un resplandor que hacía confundir a todo aquel que se cruzara en su camino. Sin embargo, RA siempre lograba convencerlo y pasaba hacia la siguiente puerta fácilmente.

Cabe destacar que Teka-her es representado como una enorme serpiente voraz, la cual puede acabar con las almas que viajan junto a RA si estas tienen corazones impuros y llenos de maldad. Además, funge como el guardián principal de las puertas del inframundo.

9. Salawa

Los egipcios solían representar a los perros del desierto como un dios, los cuales eran impresos en jeroglíficos. Salawa era el más popular y se creía que tenía el poder de llevar sufrimiento y perturbaciones a través de la violencia como un castigo inminente.

Salawa es también estrechamente relacionado con Seth el dios de la tempestad para los egipcios de la época mitológica. Pero también podía estar representado como un perro acostado o levantado con cabeza de hombre, o como un hombre con cabeza de chacal.

Aunque Salawa era una criatura de la mitología egipcia, su símbolo también podía identificarse como un perro común del desierto o como el dios Seth. Muchas leyendas cuentan que era capaz de devorar a todas las victimas con almas impuras e impregnadas de maldad.

10. Aha

El protector de los recién nacidos y de las mujeres embarazadas. Aha era una criatura mitológica egipcia que se consideraba como toda una divinidad por las familias, quienes lo incluían en los báculos para proteger la gestación, el nacimiento y la vida de los niños.

Aha es descrito muchas veces como un gnomo de cara redonda, el cual puede tener una enorme melena, así como grandes orejas de gatos con las que podía oír las peticiones de todo aquel que invocara ayuda. Sus piernas eran cortas y pequeñas, pero tenía una extensa y larga cola.

Si bien Aha no tuvo templos egipcios en su nombre -o por lo menos no se ha encontrado ninguno hasta la fecha-, muchas familias continúan teniéndolo como una divinidad importante para la protección de sus hijos y recién nacidos.

👉Criaturas Mitológicas Egipcias más aterradoras👉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir