Criaturas Mitológicas Japonesas

La Mitología Japonesa está repleta de historias y leyendas realmente maravillosas. De hecho, es una de las más completas de toda la mitología asiática y ha aparecido en grandes libros, poesías y narraciones que cuentan al detalle sobre todas sus características. Particularmente, las criaturas mitológicas japonesas se destacan por no ser convencionales ni naturales, resaltando monstruos, demonios y espíritus, aunque también podemos encontrar bestias híbridas como animales combinados, entre muchos otros ejemplares espectaculares.

Índice

    10 Criaturas Mitológicas Japonesas más FascinantesCriaturas Mitológicas Japonesas

    Las representaciones de estas criaturas sirvieron de inspiración para la creación de la historia y la cultura japonesa, ampliamente extensas y con toques particulares legendarios que no se ven en ninguna otra del mundo.

    Existen diversas criaturas que merecen la pena una mención, pero debido a que son tantas de ellas, queremos que conozcas las más importantes y fascinantes, reconocidas internacionalmente por sus leyendas. A continuación, nuestro TOP 10 de las criaturas mitológicas japonesas.

    1. Jikininki

    Pese a ser criaturas espectrales, los Jikininki son muertos vivos, parecidos a los zombis occidentales y que poseen el cuerpo de los cadáveres después de haber recibido una maldición por ser impíos, egoístas y corruptos durante su estadía en el plano terrenal.

    Al no poder cruzar hacia la tierra de muertos, Jikininki poseen su propio cadáver y lo devoran lentamente desde adentro, así como las ofrendas dejadas por sus seres queridos en la tumba. Pero este acto tan solo pueden realizarlo durante la noche, pues son susceptibles a la luz.

    Sin embargo, después de que los Jikininki se comen su presa, van en busca de la próxima y prefieren a los que se han muerto recientemente. Se cree que también se roban todas las riquezas de los cadáveres para después sobornar a los oficiales de los cementerios, pues deambulan en ellos.

    2. Kappa

    Viviendo en grandes lagos y arroyos, los Kappa fueron criaturas altamente conocidas en las leyendas y la cultura japonesa, representado como una rana con cabeza de tortuga y un gran caparazón, que tiene el tamaño de un niño humano y la flexibilidad y rapidez que no poseen estos animales.

    Además de ello, los Kappa tienen una especie de nido en la cabeza, donde tienen un agua mágica que les da poderes y habilidades, así como la vida. Cuando los Kappa se inclinaban ante una reverencia, esa agua se derramaba y perdían fuerza, pero si se evaporaba, alcanzaban la muerte.

    Los Kappa son descritos como criaturas malévolas, que suelen buscar víctimas todo el tiempo. Los niños son su comida preferida y después de atraerlos hacia los lagos, los halan a las profundidades en donde los devoran hasta los huesos. Pero también se cree que violaban a las mujeres.

    3. Onibaba

    También conocida como demonio bruja, bruja anciana o bruja asesina, la Onibaba fue una criatura mitológica, particularmente reconocida en el folklore japonés, que tenía la apariencia de una anciana horrible, con cabello amarillento y despeinado.

    Las leyendas cuentas que Onibaba vivía en una cueva ubicada a lo alto de una montaña y su presa favorita eran las personas y los animales. Cuando la criatura tenía hambre, salía en búsqueda de nuevas víctimas, las cuales llevaba hacia su morada con la confianza que transmitía su apariencia.

    Pero después de que las tenía en su poder, sacaba un enorme cuchillo o hacha y luego las desgarraba para cocinarla en una gran olla. Onibaba es clasificada como un Oni, y el museo Adachigahara asegura que cuenta con los restos reales de la bestia, exhibiéndola en sus instalaciones.

    4. Tanukki

    La criatura del engaño Tanukki, era una bestia animalesca que se asemejaba mucho a un mapache, pero su tamaño era muy superior y estaba recubierto con bastante pelo por todo su cuerpo. Además, tenía la habilidad de cambiar de forma y transformarse en otros animales.

    Tanukki era particularmente escurridizo y se dedicaba a engañar a los transeúntes y comerciantes. Debido al cambio de forma, se presentaba como un animal diferente, generalmente que generasen confianza, para estafar a los vendedores con monedas falsas o basuras reforzadas.

    Pero en la cultura japonesa más moderna, se le conoce al Tanukki como una especie de amuleto de la suerte, pues su aspecto físico es relacionado con muchas cosas positivas. Su enorme cola representa estabilidad, sus ojos ovalados la sabiduría y el paraguas ahuyenta los problemas.

    5. Hone-Onna

    La mujer esqueleto fue una criatura mitológica japonesa, reconocida por tener la capacidad de transformarse en una bestia demoniaca para asustar a las personas que se acercaran al río en donde se encontraba, pues sería ese lugar en donde sus restos reales yacen.

    La leyenda de Hone-Onna la describen como una mujer hermosa, particularmente como una Geisha que fue vendida por su prometido a un burdel y donde fue asesinada por uno de los amantes, tirando sus restos a las profundidades de un río o lago.

    Desde entonces, la Hone-Onna aparece como una mujer hermosa, pero que después de tener cautivadas a sus víctimas, se transforma en un demonio horripilante que los hace huir despavoridamente del lugar e incluso, para asesinarlos. Pero odia que la llamen anciana.

    6. Kitsune

    El zorro de las nueve colas, conocido como Kitsune, fue un gran zorro que tenía la habilidad de la sabiduría altamente desarrollada, la cual podía aumentar considerablemente si ganaba nuevas colas. Nacían con una y luego iban adquiriendo otras a lo largo de su vida, hasta llegar a las nueve.

    La leyenda del Kitsune cuenta que el zorro tenía el poder de transformarse en otros animales, incluyendo humanos como mujeres para engañar a las víctimas. Se cree que se alimentaba de sus espíritus, ya que también podían ser criaturas malévolas.

    Había dos Kitsune que se diferenciaban entre ellos. Los Zenkos, conocidos como los grandes mensajeros del dios Inari y; y los Yako, unas bestias indomables y salvajes que actuaban por su cuenta y podían devorar a sus víctimas despiadadamente.

    7. Karura

    El Kakura fue una criatura híbrida que llegó a Japón directamente desde el budismo, para luego convertirse en una bestia conocida. Sus descripciones la ubican con el cuerpo de un hombre, incluyendo una armadura de guerrero japonés y la cabeza de un águila con pico mortal.

    Pero Karura era el enemigo natural de los dragones y las serpientes, además que tenían la fuerza y el poder de aniquilarlos efectivamente sin que pudieran hacer nada al respecto, a menos que estos contaran con un talismán o dije budista que la adormeciera instantáneamente.

    El Kakura podía servir como guardián de los grandes templos, ya que se creía que era una criatura realmente voraz y poderosa. Sin embargo, muchas traducciones le confunden con el ave fénix, lo cual es algo totalmente erróneo.

    8. Yuki-onna

    Para castigar a los viajeros en tiempos invernales, Yuki-Onna fue una criatura que podía arrebatarles la vida de una forma particular. Cuando estos aparecían recorriendo la nieve para llegar a sus destinos, esta salía de la nieve y los congelaba hasta hacerlos morir casi que de inmediato.

    Sin embargo, los Yuki-Onna solo aparecía en bosques y montañas invernales, ya que también era considerada como el espíritu guardián de la nieve. Además, podía esconderse fácilmente en la intemperie, ya que tenía un cuerpo translucido que no era perceptible fácilmente.

    Las descripciones de Yuki-Onna la muestran como un demonio o criatura con forma de mujer, que tenía una larga cabellera negra y brillante y que se levantaba al momento de expulsar aire frío por la boca. Sus vestimentas eran grandes túnicas blancas y la piel transparente como el cristal.

    9. Jorōgumo

    Las arañas de los bosques y las cuevas oscuras eran consideradas por la mitología japonesa como criaturas sagradas. Pero después de que estas llegaban a la edad de 400 años, ganaban poderes mágicos y adquirían la habilidad de convertirse en una mujer arácnida realmente sexy.

    Aprovechando esto, las Jorōgumo salían a acechar a sus próximas víctimas, y sus favoritos eran los hombres jóvenes, pues podían seducirlos fácilmente. De esa manera, se presentaban totalmente desnudas ante ellos y después de que sucumbían a sus encantos, revelaban su verdadera forma.

    Pero como cualquier araña, las Jorōgumo no se comían a los hombres enseguida. Primero los llevaban hacia sus oscuras y polvorientas cuevas, para después envolverlos en tela de araña y devorarlos lentamente. Aunque algunas leyendas aseguran que los violaban también.

    10. Qilin

    Aunque en un inicio nació de la mitología china, los Quilin también fueron introducidos a la cultura japonesa y luego considerados como una criatura mitológica local. Se relacionan con los buenos presagio y la suerte, ya que eran bestias que llegaban junto a las buenas noticias.

    Sus descripciones clásicas les dan un gran cuerpo de león, la piel escamosa como la de los peces del mar y dos grandes cuernos mágicos de ciervo que se ubicaban en su cráneo. Además, el occidente se les suele denominar como el unicornio oriental.

    Sin embargo, se cree que el Quilin fue en realidad una jirafa mágica, ya que fueron introducidas al territorio chino por un emperador, quién las trajo desde áfrica, de donde provienen estos grandes animales. Pero se les dan poderes especiales que provienen de sus cuernos.

    👉Criaturas mitológica Japonesa más Importantes👉

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir