Mitología Azteca: Orígen, Deidades, Dioses Y Legado

La mitología azteca, dominó el centro de México en la década de 1400 y principios de 1500, describió un universo de grandeza y temor. La vida religiosa azteca variaba desde guardar pequeñas estatuas de cerámica de los dioses en los hogares hasta asistir a elaboradas ceremonias públicas que involucraban sacrificios humanos.

Índice

    Orígenes e influencias de la mitología azteca

    mitología azteca

    Los aztecas emigraron al centro de México desde el norte en los años 1200, según sus leyendas, vinieron de una tierra llamada Aztlán, la fuente de su nombre. Los aztecas no eran un solo pueblo, sino varios grupos, incluidos los colhua-mexicas, los mexicas y los tenocha.

    Dioses y deidades de la mitología azteca

    La mitología azteca se compone de historias sangrientas y únicas, Si los mitos revelan mucho sobre la cultura que los produjo, entonces no debería sorprendernos que la religión azteca, como la antigua civilización azteca, incorporara elementos de sangre y violencia. Los aztecas eran infames por su uso del sacrificio de sangre durante los rituales religiosos, cívicos y políticos. Dadas estas prácticas violentas, los mitos van de lo peculiar a lo absolutamente sangriento.

    Los estudiosos de la religión azteca (o mexicana) han identificado no menos de 200 dioses y diosas, divididos en tres grupos, cada grupo supervisa un aspecto del universo: el cielo, la lluvia, la fertilidad y la agricultura; y, finalmente, guerra y sacrificio.

    Huitzilopochtli, padre de los aztecas

    El famoso dios azteca de la guerra, Huitzilopochtli fue el dios patrón del pueblo mexica y una figura clave en la creación de la cosmogonía azteca. Si bien Huitzilopochtli fue responsable de llevar a los aztecas a Tenochitlán, su caída finalmente serviría como un presagio de la fatalidad para el imperio y su gente.

    Tlaloc, Dios de la lluvia y las tormentas

    El dios azteca de la lluvia, Tlaloc se aseguró de que las lluvias vitales para la cosecha llegaran a tiempo, incluso después de que la Inquisición española prohibió la práctica de la religión azteca, la veneración centenaria de Tlaloc lo mantuvo en los corazones y las mentes de su pueblo.

    Tonatiuh, Dios del sol

    Tonatiuh era el dios sol azteca, era un dios nutritivo que proporcionaba calor y fertilidad a la gente. Para hacerlo, necesitaba sangre sacrificial, también era el patrón de los guerreros. En la mitología azteca, gobernó la era bajo la cual los aztecas creían vivir, la era del Quinto Sol; y es la cara de Tonatiuh en el centro de la piedra del sol azteca.

    Tezcatlipoca, Dios de la noche

    Tezcatlipoca era una deidad azteca omnipresente que, junto con Quetzalcóatl, creó el mundo y todo lo que hay en él. Estrechamente asociado con los jaguares, el humo y los espejos de obsidiana, Tezcatlipoca superó a Quetzalcóatl y se convirtió en el gobernante de la era moderna.

    Chalchiuhtlicue. Diosa del agua corriente

    La diosa azteca del agua Chalchiuhtlicue gobernaba los océanos, ríos y lagos. Se decía que sus aguas tenían propiedades curativas, y ella sirvió como la diosa patrona de los recién nacidos y los enfermos, también sirvió como el sol de la cuarta edad, aunque una Tezcatlipoca celosa se burló de ella y la hizo llorar desde el cielo.

    Quetzalcoatl, la serpiente emplumada

    Quetzalcóatl fue la versión azteca del dios Serpiente Emplumada que impregnaba las mitologías mesoamericanas. Una figura poderosa que sirvió como cocreador del universo azteca, Quetzalcóatl fue representado como una deidad benévola e inteligente. Sus dones de vida y maíz fueron tan famosos como sus enfrentamientos con su hermano, Tezcatlipoca.

    Xipe Totec, dios de la fertilidad y el sacrificio

    Xipe Totec es "Nuestro Señor con la piel desollada", era el dios de la fertilidad agrícola, el este y los orfebres, se lo representaba con un traje de piel desollada, y sus ceremonias asociadas enfatizaban su elección de vestimenta. Si bien Xipe Totec carecía de una mitología densa, jugó un papel importante en la vida azteca.

    Mayahuel, Diosa de Maguey

    Mayahuel es la diosa azteca de la planta de maguey, cuya dulce savia (aguamiel) se consideraba su sangre, también es conocida como "la mujer de los 400 pechos" para alimentar a sus hijos, el Centzon Totochtin o "400 conejos".

    Tlaltecuhtli, Diosa de la Tierra

    Tlaltechutli es la monstruosa diosa de la tierra. Su nombre significa "El que da y devora la vida" y ella requirió muchos sacrificios humanos para sostenerla, representa la superficie de la tierra, que devora furiosamente el sol todas las noches para devolverlo al día siguiente.

    Mictlantecuhtli

    Mictlantecuhtli era el señor azteca de los muertos y gobernante del inframundo. Apareció temprano en los mitos de la creación azteca, reflejando su visión de la muerte como parte integral de la vida, después de su muerte, las almas fallecidas se embarcarían en un viaje de cuatro años a su reino de Mictlan. También jugó un papel integral en Hueymiccaylhuitl, el festival azteca de los muertos.

    Coatlicue

    La diosa Coatlicue, era la madre del mecenas y dios de la guerra, Huitzilopochtli. Coatlicue lo dio a luz durante el éxodo mexica de Aztlán, y el niño la salvó de sus hermanos enfurecidos.

    Xochiquetzal

    Xochiquetzal fue una de varias deidades aztecas asociadas con la luna; ella también sirvió como la diosa del amor erótico, la fertilidad y el tejido. Su culto azteca de culto fue adoptado del antiguo culto maya que adoraba a la deidad lunar conocida como Diosa I.

    Mitos de la creación azteca

    La civilización azteca floreció en América Central unos cientos de años después de los mayas. El mito de la creación según los aztecas es una historia continua de creaciones y destrucciones, llamadas soles.

    Al principio del mundo solo había oscuridad, vacío. La creación comenzó cuando se creó el Ometecuhtli dual (Señor de la Dualidad) / Omecihuatl (Señora de la Dualidad), este primer dios era bueno y malo, hombre y mujer, y dio a luz a otros cuatro dioses: Huizilopochtli, Quetzalcoatl, Tezcatlipoca y Xipe Totec, estos dioses crearon el mundo.

    Las primeras cosas creadas por Quetzalcóatl y Huitzilopochtli fueron fuego y medio sol, luego emprendieron la creación de la humanidad mediante el sacrificio de un dios cuya sangre cae sobre una masa de huesos triturados produjeron el primer hombre y mujer, llamados Oxomoco y Cipactonal, respectivamente. El nacimiento de cada uno tomó 4 días.

    Después de la creación del hombre, los dioses continuaron creando los señores del inframundo, los cielos y las aguas, una criatura acuática similar a un cocodrilo llamada Cipactli, y el dios de la lluvia Tlaloc y su esposa Chalchiuhtlicue.

    Cuando se completó la creación inicial, siguió un ciclo de 5 soles que correspondía a 5 edades mundiales, cada una terminando en destrucción. Según los aztecas, actualmente estamos en el quinto sol de la creación.

    Primer Sol

    El elemento de esta primera edad es la tierra. Tezcatlipoca fue elegido para ser sacrificado para crear una fuente de energía para el planeta, aunque solo logró convertirse en medio sol.

    Durante esta época, se produjo una pelea entre Quetzalcóatl y Tezcatlipoca. Quetzalcóatl fue el vencedor, pero Tezcatlipoca se venga enviando jaguares a la Tierra para destruir a los gigantes, así llegó el fin del primer sol.

    Segundo sol

    El elemento de esta segunda edad es el aire, Quetzalcóatl tiene el control en esta era, los humanos fueron creados de acuerdo con nuestra imagen actual, pero se corrompieron. Como resultado, Tezcatlipoca los transformó en monos, y Quetzalcóatl envió huracanes para eliminarlos. Hubo sobrevivientes que, según la leyenda, son monos actuales.

    Tercer Sol

    El elemento de esta era es el fuego y el dios responsable de esta era es Tlaloc, el dios de la lluvia y el agua. Se produjo una pelea entre Tezcatlipoca y Tlaloc cuando Tezcatlipoca robó a su esposa. Por venganza, Tlaloc transformó a toda la humanidad en pavos, perros y mariposas. Quetzalcóatl hizo llover fuego y cenizas sobre las atrocidades, causando la destrucción de la humanidad por tercera vez.

    Cuarto Sol

    El elemento relacionado con esta era mundial es el agua, y Dios elegido para reinar es la hermana de Tlaloc, Calchiuhtlicue. Durante este sol, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca se llenaron de celos y bajaron el sol, la población se convirtió en pez, y esta edad fue finalmente terminada por una gran inundación.

    Quinto Sol

    Se dice que esta es la edad en la que nos encontramos actualmente, y el dios Nanahuatzin es responsable de ello. La leyenda predice que esta era terminará con terremotos. Se cree que una representación de una versión del mito de la creación, junto con los cinco soles, está inscrita en la Piedra del calendario azteca.

    Es interesante notar que en las leyendas aztecas, múltiples dioses nuevamente juegan un papel prominente en la creación, y las disputas entre dioses determinan el curso de la humanidad de la misma manera que en los textos egipcios, textos, mitología griega y las principales religiones. .

    El legado de la mitología azteca

    Los españoles destruyeron tantos documentos e imágenes aztecas como pudieron, creyendo que la religión azteca no solo era pagana sino diabólica. Al mismo tiempo, sin embargo, gran parte de lo que sabemos sobre Tenochtitlán y las costumbres aztecas proviene de relatos de escritores españoles que presenciaron los últimos días del imperio azteca.

    Término pagano utilizado por los primeros cristianos para describir las creencias no cristianas.

    A fines del siglo XIX, México se había independizado de España pero no había establecido su propia identidad nacional. Los símbolos de las tallas aztecas, como las imágenes del dios Quetzalcóatl, comenzaron a aparecer en murales y sellos postales, el escudo de armas de México presentaba un águila con una serpiente en el pico, el emblema mítico de la fundación de la capital azteca.

    La mitología azteca se ha convertido en parte de la identidad nacional de México.

    Origen del universo según la mitología Azteca

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir