Mitos Colombianos : ¡Todo Lo Que Debes Saber Sobre Ellos!

Colombia, una país caribeño que tiene mucho de que hablar, este choca sus fronteras con el Amazonas y regiones andinas que abarcan gran parte del territorio lleno de historias y mitos que muchos pobladores solían contar en sus pequeños pueblos y representar su cultura. Estos son los mitos colombianos mas populares.

Mitos tradicionales como La Muelona, el Hombre Caimán u otros conocidos forman parte de la cultura colombiana para darse a conocer de forma natural a todos lo que llegan a visitar de manera turística el país. Colombia se caracteriza como una de las naciones mas peligrosas a nivel mundial pero no sabemos si antes de ser un país de modernidad, era igualmente de peligrosa en sus pueblos y con sus personas.

Antropológicamente hablando los mitos colombianos eran  llevados a cabo principalmente por grupos indígenas, los cuales eran vistos como objeto central de su cultura o temas importantes de considerar que estos veían o recogían en sus áreas verdes de la Guajira y que también transcribían  como parte integral de su religión y de su contexto.

En Colombia a partir de los años 1968 cuando se intensifican los estudios sobre mitología, principalmente en grupos indígenas de selva tropical como el Amazonas los hechos eran por experiencia, ahora en la modernidad, las investigaciones de historias  incluyen grabadora, teléfonos y el indígena tiene más acceso al bilingüismo. Conozcamos algunos de los mitos colombianos mas típicos:

Índice

    La Majayura que pierde a los hombresMitos Colombianos

    Este mito ocupa como objetivo central la forma tradicional del casamiento. Una "señorita soltera" tenia que  pasar por un ritual de la pubertad que hacían los indígenas, cuando deja de ser niña y se convierte en mujer, era encerrada en una cueva en donde pasaba unos días antes de ver a su prometido y descubrir quien la había elegido para casarse, sólo la visitaban la madre y las mujeres de su familia, después de la fiesta quedaba lista para casarse con el hombre que la pidiera, aun cuando fuese en contra de su voluntad, en este mito se encuentra un acto afectivo inhibido.

    Se dice que cuando una mujer no desea casarse y las reglas son aplicadas en su contra se le aparecía a los hombres indignos y poco respetables durante la noche para llevárselos con ella, era mas bien vista como una figura fantasmal.

    Serranías de la Guajira

    Relata cómo los gua-jiros explican la formación de los principales cerros que se encuentran en la península, una historia mitológica que puede interesar. Mareigua, era una de las principales deidades del pueblo guajiro, se decía que con su poder sobrenatural, este Dios convertía a los hombres cansados y sedientos en grandes y frondosas montañas de las serranías de la Guajira, cada vez que salían de sus casas a buscar el pan y subir la montaña, si se quedaba demasiado tiempo cerca de estas serranías descansando el dios los llevaba con él

    Pero no solamente montañas sino también podían ser convertidos en mar, la tierra e incluso en árboles y animales, todo en beneficio de sus familiares o del pueblo gua-jiro.

    El Cucacuy

    Se describe como la historia de la región andina donde un misterioso hombre que deambula desnudo por las frías calles y solitarias del departamento de Boyacá en Colombia, una historia que fue vivida hace muchos años y segun dicen, sentida en carne propia por los pobladores mas cercanos.

    Era un hombre que vivió sin bautizar, nunca se caso, ni tuvo familia, no le gustaba  trabajar ni tampoco la colaboración por lo que hizo una pacto con el diablo, cuando murió muy viejo no pudo entrar al reino de los cielos  por su maldad  por lo  que su alma en pena quedo vagando por las grandes veredas cercanas para siempre, se dice que aun se puede ver con barba abundante canosa y desnudo por la región, buscando las casas en donde habitan  mujeres jóvenes y vírgenes.

    Rollin Calf

    Es uno de los mitos colombianos pertenecientes a la Isla de San Andrés antes de que esta fuera habitada como un sitio turistico. Se trata de una criatura temerosa que se asemeja a un toro, algo muy parecido a las antiguas historias griegas, solo que esta es latina y esta misteriosa criatura forma parte del folclore isleño. Cuenta la leyenda que se pasea rodando con ojos diabólicos y resplandecientes por toda la isla con un asqueroso olor del azufre mientras está rodeado con llamas ardientes y cadenas pesadas.

    El Pirata Morgan

    También una historia famosa que hace retumbar entre los mitos de las costas es la del pirata Morgan, en la misma isla de San Andrés se dice que un pirata inglés cuando llego al Caribe a conquistar Jamaica y Panamá durante los años 1600, buscaba una un sitio donde encontrar su tesoro y en dicha isla se encontraba una cueva y este era el lugar perfecto para hacerlo y que no lo robaran, los nativos aun cuentan el tesoro aun se haya en la profundidad de la cueva y Morgan nunca volvió por él.

    Las Sirenas

    Una criatura muy hermosa que solía describirse como mitad mujer hasta la cintura y mitad pez hasta los pies, se encuentra entre los mitos colombianos ya que como país costero las mujeres suelen tener una actitud liberal y según decían los hombre que llegaban de visita a Colombia, eran muy hermosas. Pero tenían una mala fama para los marineros.

    Cuando una sirena se acercaba y un hombre se veía cautivado por su belleza y accedía a ella, la sirena lo ahogaba y lo mataba hasta llevarlo consigo al fondo del océano. Los pueblerinos tenían sus dudas de haberlas visto, aveces se pensaba que estaban locos.

    SIRENAS
    Pedro – ¿Es cierto que subían el río para bailar en la playa? Pablo – Eso contaban Pedro – Contaban que iban a donde los niños a bailar.  Pablo – Ellas eran los que conseguían sal, ¿no? Pedro – Sí. Quemaban la sal en la playa y veían a los niños bailaban todos los días en la quebrada debajo del chorro. Pablo – Bailaban en la playa a horas de la noche a la luz de la luna, pero hey hermano nunca te les acerques mucho.

    También te invito a leer: Simbología Cristiana: 7 símbolos y sus significados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir