10 Seres Mitológicos Romanos más Fascinantes

La particularidad de la mitología romana es que está compuesta, en casi el total de su estructura, por la mitología griega. Se cree que la influencia más cercana se dio debido a los grandes autores literarios, quienes comenzaron a tener relación entre ambas culturas.

Pero esto no quiere decir que no tenga elementos particulares o que haya sido una copia exacta, pues hay una serie de dioses, deidades, criaturas y seres mitológicos romanos que resultan ser fascinante por la complejidad de sus personajes y por lo profundo de cada una de las historias. En este artículo encontraras algunos seres mitológicos Romanos.

Índice()

    Seres mitológicos Romanos más Fascinantes

    Es posible encontrar muchos seres que formaron parte de esta mitología, desde grandes héroes que se desenvolvieron en papeles determinantes, hasta aquellos dioses de todos los elementos naturales que podían cruzarse hasta con razas de criaturas y engendrar hijos sobrenaturales.

    De cualquier modo, queremos mostrarte los más importantes y reconocidos de todos ellos, así que preparamos una lista con los diez que debes conocer desde ya, antes de sumergirte por completo en las leyendas. A continuación, nuestro TOP 10 de los seres mitológicos romanos.  

    Seres mitológicos Romanos1. Envidia

    Envidia era una diosa mitológica que podía encarnar los celos, pero sobre todo la venganza, por lo que suele relacionarse como una deidad que siempre estaba buscando satisfacer sus deseos de ver caer a los demás, sobre todo a quienes la hacen enojar o enfurecer.

    Las descripciones de Envidia la muestran como una deidad con forma de mujer que viste un largo vestido negro, con el que estaba simbolizado el color de su alma. Además, en la cabeza llevaba muchas serpientes, las cuales también podían salirle de las manos.

    La historia más conocida la Envidia cuenta como esta hizo que Narciso se enamorara de su propio reflejo después de verlo en el lago, para cumplir un deseo de una doncella que no fue correspondida. Este era un hombre del cual se enamoraban chicas y chicos, pero al no corresponderse a sí mismo, se lanzó al río y murió ahogado.

    2. Rómulo y RemoRómulo y Remo

    La historia de Rómulo y Remo no deja de ser representación de la tragedia hacia los infantes. Estos fueron dos niños recién nacidos, gemelos e hijos de Marte y Rea que resultaron abandonados a las orillas de un río después de que su tío Amulio pidiera que fueran asesinados.

    La razón por ese acto es que Rómulo y Remo serían los próximos herederos del trono. Pero su destino no estaría totalmente marcado por la tragedia, ya que fueron rescatados por Luperca, una loba que los crío hasta que un pastor de oveja los consiguió y se hizo cargo de ellos.

    Pero cuando Rómulo y Remo crecieron, se enteraron de la verdad de lo que les había acontecido, por lo que tomaron venganza y asesinaron a Amulio, comenzado una pela entre ellos después de determinar cómo sería el nombre de su próxima ciudad. Rómulo mató a Remo y de ahí su nombre.

    3. AbeonaAbeona

    Abeona fue la diosa que representaba las acciones o el acto de alejarse. Se cree que fue uno de los primeros seres mitológicos romanos de los que se tiene conocimiento o registro, ya que aparecieron entre las religiones de indígenas de la antigua roma y sus periodos tardíos.

    Generalmente se relaciona a Abeona con la acción que tenían los niños para alejarse de sus padres después de dar los primeros pasos solos. La simbología de todo eso determinaba cuando la deidad se alejaba después de que los seres cumplían con su objetivo, igualmente cuando se iban de casa.

    Hay una contraparte directa de Abeona llamada Adeona, y esta era todo lo opuesto, pues representaba la acción de acercarse. Cuando ambas se juntaban, podían ayudar a los niños a caminar por completo, ya que estos regresaban de nuevo hasta sus madres.

    4. HadasHadas

    Para los romanos, las Hadas eran seres extraordinarios que llevaban consigo los secretos de la protección de todo en los bosques, incluyendo medicinas para los animales enfermos y los abonos para hacer que las plantas crecieran hasta tamaños exorbitantes.

    Sus representaciones clásicas la muestran como un ser femenino, generalmente con rasgos de niña, pero con facciones angelicales bastante particulares. También tenían halas traslucidas y vivían entre los bosques, arroyos, montañas y cualquier lugar natural alejado de la humanidad.

    De hecho, las Hadas no se dejaban ver casi nunca, pues cuando lo hacían expedían un rayo de luz que no permitía percibirles de igual modo. Además, se cree que albergaban riquezas y piezas de oro preciosos escondidas en santuarios sagrados.

    5. Dius FidusDius Fidus

    Si bien Dius Fidus no es tan conocida en la actualidad, fue una de las diosas romanas más importantes, ya que representó la vitalidad de los juramentos. Cuando los dioses acudían a hacer estos actos junto a los humanos, se hacía presente para dar su protección.

    Sin embargo, Dius Fidus también puede ser un ser vengativo, principalmente ante los perjurios y la falta de cualquier juramento en vano, por lo que era capaz de llevar juicios a todo aquel que osase a corromper a la palabra solemne que dieron ante su propia presencia.

    La diosa Fides era su hermana, por esa razón también adquiere parte de su nombre “Dius Fidus”. Según algunas leyendas, esta era una compañera divina de Júpiter, así como la emancipación de las acciones que hacía este dios.

    6. Diana

    Tres titularidades estaban adornando su presencia como diosa, ya que Diana era conocida como la diosa de la luna y de la caza. También podía ser tratada como la gran protectora de la naturaleza, ya que solía usar estos espacios para desenvolverse y los amaba fuertemente.

    Sin embargo, Diana era una deidad bastante vengativa y tenía el poder de acabar y destruir a todo aquel que hiciera algo desagradable, deshonroso o molesto ante sus propios ojos. Fue capaz de perseguir a los atacantes, enviar enfermedades, matar a sus hijos y hasta dañar sus cosechas.

    Se cree que Diana es una de las pocas diosas vírgenes de las que se tiene algún registro. Cuando su madre Latona estaba dando a luz a su próximo hijo, ella juró mantenerse virgen por toda la eternidad debido a los dolores por los que estaba atravesando su progenitora. Era hija de Júpiter.

    7. Arúspice

    Fueron seres que tenían el poder de determinar el futuro y los presagios examinando el interior de los animales o las bestias muertas en un sacrificio. Estos eran capaces de saber si la muerte significaba algo positivo o, por el contrario, traían más desdichas.

    Para ello se estudiaba por completo los órganos de las víctimas, el color que estos tomaban, así como su textura. De allí podían determinar si murió por agonía, si fue lenta o si más bien, resultó consumido de inmediato por el fuego del sacrificio.

    De hecho, cuando los Arúspice examinaban los cuerpos, una llama se generaba de los órganos y así sabía con exactitud lo que les depararía el futuro. Eran conocidos como grandes adivinos y seres mágicos de otros mundos que ayudaban a los dioses para conocer cosas que sucederían.

    8. Cupido

    Cupido es uno de los seres mitológicos romanos más famosos, ya que se trata del dios del amor. Fue engendrado por Venus y Marte, desde donde heredó el poder de hacer que los mortales y algunos dioses pudieran enamorarse mutuamente, aunque también lograba el efecto contrario.

    Este último elemento no es tan popular, pero Cupido tenía dos flechas particulares. Aquella que era realizada con plumas de paloma blanca, estaba dirigida a quien él decidía impactar con el filo del enamoramiento. Sin embargo, la flecha de plomo ocasionaba el más puro acto de indiferencia.

    Las representaciones clásicas de Cupido lo muestran como un niño en pañales, con alas emplumadas y un arco, el cual es su arma principal. Su forma de niño simboliza la pureza del amor que se encuentra en ellos y también poseía la habilidad de volar y flotar.

    9. Egeria

    Las leyendas sobre Egeria la muestran como una de las Ninfas más importantes entre la mitología romana. Esta contrajo matrimonio con el que fue el segundo rey romano, llamado Numa Pompilio y que tenía la fama de ser piadoso con todo su séquito y sus pueblos.

    Se cree que Egeria le transmitió todo lo que necesitaba saber sobre la bondad y la misericordia. También le enseñó lo necesario respecto a las pócimas curativas e inspiró por completo las leyes que regirían la nación durante todo el periodo que llevaría su reinado.

    Cuando Numa Pompilio murió, Egeria lo convirtió en un pozo que emitía lamentos en lugar del sonido del agua. Pero motivada por la tristeza y sus constantes lágrimas de dolor, Egeria se transformó en una cascada desde donde ha seguido drenando sus sentimientos internos.

    10. Aracne

    Muy conocida entre los pueblerinos, Aracne era una mujer que tenía buenas habilidades para hacer bordados y tejidos. Esto la convirtió en una persona muy engreída y que presumía de su talento ante los demás, incluso aseverando que era mayor que el de los mismos dioses.

    Tanta fue la arrogancia de Aracne, que decidió retar a la diosa de los artesanos, Minerva, a que tuvieran una competencia y compararan las habilidades de ambas. Pero Aracne bordó todas las cosas negativas y las acciones deshonrosas que hicieron los dioses durante su historia.

    Esto provocó la ira total de Minerva, quién clavó su lanza en el bordado que había hecho y lo destruyó por completo. Esa humillación terminó por ahogar a la chica en la locura, así que decidió ahorcarse. Pero la diosa la convirtió en una araña para que tejiera hasta la eternidad como castigo por su insolencia.

    Si te ha resultado útil la información que has leído acá entonces te puede interesar leer también:

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir