Dioses Latinos: Los dirigentes del grandioso Imperio Romano

Los dioses latinos o roamanos  más conocidas hoy en día son aquellos que los romanos identificaron con sus contrapartes griegas, integrando mitos griegos, iconografía y, a veces, prácticas religiosas en la cultura romana, incluida la literatura latina, el arte romano y la vida religiosa tal como se vivió a lo largo de Imperio.

Muchos de los dioses latinos permanecen sin descubrir, conocidos solo por su nombre y a veces funcionan, a través de inscripciones y textos que a menudo son fragmentarios. Esto es particularmente cierto para aquellos dioses que pertenecen a la religión arcaica de los romanos que datan de la era de los reyes, la llamada "religión de Numa", que se perpetuó o revivió a lo largo de los siglos.

Algunas deidades arcaicas tienen contrapartes itálicas o etruscas, identificadas tanto por fuentes antiguas como por estudiosos modernos. En todo el Imperio Romano, las deidades de los pueblos de las provincias recibieron nuevas interpretaciones teológicas a la luz de las funciones o atributos que compartían con las deidades romanas.

Índice()

    Dioses Latinos

    Dioses Latinos

    Los principales sacados de los griegos

    A continuación lista de los principales dioses latinos:

    Venus (Diosa del amor) En la mitología griega Afrodita

    Como la diosa del amor, Venus es la "reina del placer" y la madre del pueblo romano. Posiblemente la hija de Júpiter, ella era la hija de Dione. Venus era la esposa de Vulcano, dios del trabajo en metal, pero a menudo le era infiel. Entre sus muchos amantes estaban Marte, el dios de la guerra; y el apuesto pastor Adonis. Venus también fue la madre (por Mercurio) de Cupido, dios del amor.

    Era la diosa de la castidad en las mujeres, a pesar del hecho de que tenía muchos asuntos con dioses y mortales. Como Venus Genetrix, fue adorada como la madre (por Anchises) del héroe Eneas, el fundador del pueblo romano; como Venus Felix, la portadora de la buena fortuna; como Venus Victrix, la portadora de la victoria; y como Venus Verticordia, la protectora de la castidad femenina. Venus también es una diosa de la naturaleza, asociada con la llegada de la primavera. Ella es la portadora de alegría para los dioses y los humanos. Venus realmente no tenía mitos propios, pero estaba tan estrechamente identificada con el Afrodita griego que "se hizo cargo" de los mitos de Afrodita.

    Mercurio (Dios del comercio) En la mitología griega Hermes

    Mercurio era hijo de Júpiter y de Maia, la hija del Titan Atlas. Él era el mensajero de los dioses. Mercurio también era el dios de los comerciantes y del comercio, y compartía muchos de los atributos del dios griego Hermes. A menudo se lo representaba sosteniendo un bolso, para simbolizar sus funciones comerciales.

    Marte (Dios de la guerra) En la mitología griega Ares

    Hijo de Júpiter y Juno, era el dios de la guerra. Marte era considerado como el padre del pueblo romano porque era el padre de Rómulo, el legendario fundador de Roma, y ​​esposo de Bellona. Fue el más destacado de los dioses militares que fueron adorados por las legiones romanas. Los romanos marciales lo consideraban el segundo en importancia solo por Júpiter. Sus festivales se celebraron en marzo (llamado así por él) y octubre. Marte fue identificado con el griego Ares.

    Júpiter (Padre de los dioses romanos) En la mitología griega Zeus

    Rey de los dioses romanos, hijo de Saturno (a quien derrocó) y hermano y esposo de Juno. Estaba particularmente preocupado con juramentos, tratados, confederaciones y con la forma más antigua y sagrada de matrimonio. Júpiter, el nombre, se deriva de la misma raíz que Zeus (brillante). Fue llamado incorrectamente Jove también. Originalmente el dios del cielo, Júpiter fue adorado como dios de la lluvia, los truenos y los rayos. Se convirtió en el principal protector del estado, y como protector de Roma se le llamó Júpiter Optimus Maximus.

    Como Júpiter Fidius fue guardián de la ley, defensor de la verdad y protector de la justicia y la virtud. Los romanos identificaron a Júpiter con Zeus, el dios supremo de los griegos, y le asignaron al dios romano los atributos y mitos de la divinidad griega; El Júpiter de la literatura latina, por lo tanto, tiene muchas características griegas, pero el Júpiter de la adoración religiosa romana permaneció sustancialmente intacto por la influencia griega. Con las diosas Juno y Minerva, Júpiter formó la tríada de dioses latinos cuyo culto era el central del estado romano.

    Neptuno (Dios del mar) En la mitología griega Poseidón

    Hijo de Saturno y hermano de Júpiter y Plutón. Dios del mar. Usualmente se muestracargando un tridente y saliendo del mar. Su contraparte de la mitología griega era Poseidón.

    Apolo (Dios del sol) En la mitología griega Apolo

    Apolo era hijo de Júpiter y Latona. Su hermana gemela era Diana. Era el dios de la música, tocando una lira dorada. El arquero, disparando lejos con un arco plateado. El dios de la curación que enseñó la medicina al hombre. El dios de la luz. El dios de la verdad, que no puede decir una mentira. Una de las tareas diarias más importantes de Apolo era aprovechar su carro con cuatro caballos y conducir el Sol por el cielo. Su árbol era el laurel. El cuervo su pájaro. El delfín es su animal.

    Cupido (Dios del amor) En la mitología griega Eros

    El hijo de Venus, diosa del amor. Su contraparte de la mitología griega era Eros, dios del amor. El mito más famoso sobre Cupido es el que documenta su romance con Psique: Psique era una bella princesa. Venus, celosa de la belleza de Psique, ordenó a su hijo Cupido, dios del amor, que hiciera que Psique se enamorara del hombre más feo del mundo. En cambio, se enamoró de ella y la llevó a un palacio apartado donde la visitaba solo de noche, sin que ella la viera ni la reconociera.

    Le prohibió que lo mirara a la cara, pero una noche, mientras dormía, encendió una lámpara y lo miró. Cupido la abandonó y la dejaron vagar por el mundo, en la miseria, buscándolo. Finalmente Cupido se arrepintió e hizo que Júpiter la hiciera inmortal para que pudieran estar juntos para siempre.

    Plutón (Dios de la muerte) En la mitología griega Hades

    Dios de los muertos, el secuestrador y más tarde el esposo de Proserpine. Plutón ayudó a sus dos hermanos, Júpiter y Neptuno, a derrocar a su padre, Saturno. Luego dividieron el mundo entre ellos, con Júpiter eligiendo la tierra y los cielos como su reino, Neptuno se convirtió en el gobernante del mar y Plutón recibió el mundo inferior como su reino. Originalmente se lo consideraba un dios feroz e inflexible, sordo a las oraciones y no sacrificado por los sacrificios.

    Más tarde surgió la creencia de que se enfatizaban los aspectos más suaves y benéficos del dios. Se creía que era el otorgante de las bendiciones escondidas en la tierra, como la riqueza mineral y los cultivos. Era la contraparte latina del dios griego Hades.

    Baco (Dios del vino) En la mitología griega Dioniso

    En la mitología griega y romana, el dios del vino y el éxtasis, identificado con Dioniso, el dios griego del vino, y Liber, el dios romano del vino. Sus seguidores eran en su mayoría mujeres que celebraron en un rito que nos dio el término moderno Bacanalia. Sus fiestas eran juergas llenas de euforia ebrias que a veces conducían al derramamiento de sangre. Es uno de los dioses latinos de placer.

    El nombre Baco entró en uso en la antigua Grecia durante el siglo V a. C. Se refiere a los fuertes gritos con los que fue adorado en la Bacanalia, frenéticas celebraciones en su honor. Estos eventos, que supuestamente se originaron en los festivales de primavera de la naturaleza, se convirtieron en ocasiones de libertinaje e intoxicación, en los que los celebrantes bailaron, bebieron y, en general, se debatieron. La Bacanalia se volvió cada vez más extrema y fue prohibida por el Senado romano en 186 a. C.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir